Tortugas acuáticas, cuidados y necesidades

Seguro que entre tus clientes tienes que adoran este tipo de mascotas y es importante que lo tengan todo listo para proporcionarle los mejores cuidados.

En este post vamos a ver cuáles son los aspectos básicos para transmitir a tus clientes y que dispongan de todo lo necesario.

DATOS

Nombre científico: Graptemys sp o Pseudemys sp
Esperanza de vida: entre 10 y 20 años
Tamaño: entre 10 - 40 cm (caparazón)

PARA EMPEZAR

La tortuga acuática es un animal de sangre fría y para regular su temperatura corporal, necesita que su hábitat sea lo más parecido a su zona de origen (sureste de los Estados Unidos y noreste de México).

Son animales curiosos pero tímidos, por lo que debes evitar acciones bruscas que la asusten.

Es muy importante repasar el catálogo de especies invasoras del país para no contribuir con el comercio de especies no autorizadas y cumplir con la legislación para proteger la biodiversidad del planeta.

Dicho lo anterior, vamos a ver de qué manera podemos hacer que se sienta como en casa.

UBICACIÓN EN EL HOGAR

La ubicación de la tortuguera o acuaterrario con todos los accesorios necesarios donde tenga una superficie seca para descansar y agua para que puedan nadar, debe de ser en un lugar tranquilo y alejado de puertas o ventanas. Evitar zonas cercanas a radiadores y/o que reciban directamente corrientes de aire frío.

Se recomienda un recinto grande, de entre 8 y 15 litros por individuo juvenil mínimo (caparazón 3 a 6 cm) y a medida que la tortuga se desarrolle se necesitará de más espacio.

Ya que es en el agua donde pasará más tiempo la nueva inquilina, la profundidad de esta debe ser como mínimo el doble del tamaño que tiene la tortuga en vertical, es decir, que cubra varias veces su cuerpo para que pueda nadar cómodamente.

En las zonas secas del acuaterrario, tu tortuga acuática podrá regular su temperatura corporal, por lo que es indispensable que este tenga rampas para que la tortuga pueda acceder a una superficie firme.

Nunca hay que saltarse este paso, ya que es muy importante que la tortuga pueda salir del agua y secarse, de lo contrario podría generarle un desgaste excesivo de energía, estrés y posibles enfermedades en el caparazón.

Si se dispone de jardín puede vivir en un estanque al aire libre.



ALIMENTACIÓN

Las tortugas son animales omnívoros y además son unas glotonas, siempre tienen mucho apetito.

Ofrecerles como opción principal sticks o pellets que tengan una fórmula específica para tortugas acuáticas siendo importante que la fórmula esté ajustada a la edad del animal.

Alimentar a las tortugas dos veces al día y lo que consuma en menos de 3 minutos, todo lo que no se coma es importante retirarlo del hábitat. Es preferible alimentarlas cuando disponen de luz en el hábitat, ya que no suelen comer cuando están a oscuras.

Variar la alimentación a lo largo de la semana con Gammarus, larva de mosquito y Krill. También es importante disponer en el agua de la tortuguera de una piedra de calcio.
 
COMPLEMENTOS

Además de preocuparnos del agua y de la zona seca, otro factor a tener en cuenta en la tortuguera es el control de la temperatura, la humedad y la luz.
A continuación, te describimos los tres principales dispositivos que son necesarios para mantener a la mascota feliz y sana:

Termocalentador específico para tortugas acuáticas. Este dispositivo mantiene el agua una temperatura entre 23 y 25 Cº. Tiene una estructura resistente a los golpes y ¡cuidado! porque quemaría a la tortuga si esta lo toca.

Equipo de filtración. Se trata de un dispositivo que mantiene el agua limpia de suciedad y biológicamente balanceada. Reduce el mantenimiento y mejora la calidad de vida de las tortugas.

Sistema de iluminación específico para tortugas acuáticas. Si la tortuga no tiene la posibilidad de tomar el sol dentro de la casa, lo ideal es proporcionarle un sistema de iluminación formado por un portalámparas y una bombilla específica para tortugas acuáticas. La luz que emite esta lámpara tiene un equilibrio entre luz UVB y UVA necesario para el óptimo metabolismo del calcio y vitaminas. Estos sistemas están diseñados para ser resistentes a salpicaduras de agua.

Las tortugas no juegan con los juguetes, pero se puede enriquecer su hábitat proporcionándoles oportunidades de escalada moderada.

Si se quiere que la tortuga acuática se lo pase de lo lindo y esté súper a gusto, una magnífica opción es incluir un área de piedrecitas, ramas y arbustos para que puedan subir o buscar sombra. Además, las tortugas también disfrutan de la excavación, así que si se le proporciona una capa profunda de una mezcla de arena y gravilla de acuario será genial.

LIMPIEZA DE LA TORTUGUERA

Mantener el acuaterrario limpio es muy importante, por lo que se tiene que ser disciplinado con la limpieza de su hábitat, si se trata de un tortuguero pequeño de menos de 15 litros, hay que cambiar el agua entera 2 veces por semana.

Si es superior se puede cambiar el agua una vez por semana. Esto también depende de la cantidad de tortugas y de si disponen de sistema de filtración.
Siempre hay que usar un acondicionador para el agua antes de meter a las tortugas, así reducirás el estrés y agentes tóxicos a los animales. También se recomienda limpiar con agua corriente la decoración, filtro y urna.

Después de manipular a la tortuga o tortuguero hay que lavarse bien las manos. En el caso de que se tengan niños, se debe estar muy atento para evitar la introducción de objetos a la boca que han estado en contacto con la tortuga o el tortuguero para minimizar problemas sanitarios.

HIBERNACIÓN

No es bueno que estos animales hibernen si son cuidados dentro de casa, ya que puede verse afectado el ciclo de hibernación y enfermar. Por lo general no suelen hibernar si están en el agua, pero para ello es importante tener una zona seca.

Si se quiere que las tortugas hibernen se tiene que empezar en abril o mayo a su aclimatación en el exterior, a lo largo de los meses tiene que comer lo más variado posible y en otoño se debe preparar un refugio para que pueda descansar todo el invierno. 

Recordad que todo lo que apuntamos en este artículo son apuntes de carácter genérico para transmitir a vuestros clientes en el caso que algunas las desconozcáis, siendo siempre y como en todos nuestros artículos, las recomendaciones y las pautas marcadas por el veterinario.
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración Acepto