Tórtolas domésticas

La tórtola, indiscutiblemente una de las aves más ampliamente distribuidas en el mundo, plantea la pregunta: ¿puede ser considerada como una compañera doméstica?

Aunque la mayoría de las especies de esta familia son criadas por cuidadores con el fin de preservar la especie, existen varias de ellas que se destinan específicamente al entorno doméstico.

LA ESPECIE

Las tórtolas son aves pertenecientes a la familia Columbidae y algunas de las especies más comunes mantenidas como mascotas son las tórtolas diamante, las tórtolas cebra, las tórtolas turcas o como la que nos ocupa este artículo y muy extendida como animal de compañía, la tórtola rosigris.

Se la conoce con el nombre científico de streptopelia risoria, mientras que su nombre común es tórtola rosigris doméstica o simplemente tórtola doméstica.
Es un ave que se encuentra muy distendida por todo el mundo, y ya era utilizada como ave doméstica en la antigüedad, se considera que alrededor de 2.000 o 3.000 años.

ASPECTO

La tórtola rosigris físicamente recuerda mucho a la tórtola turca, por lo que cuesta un poco diferenciarlas. Es algo más pequeña, midiendo alrededor de 30 cm, y además tiene la cola más corta.

Otra diferencia con esta ave es que su cola es más corta y el color de sus plumas son más pálidas. El color del vientre es blanquecino, el cual contrasta con las plumas de vuelo y su cola tiene un tono más oscuro. En el vuelo es más fácil diferenciarlas por el contraste del color de sus plumas. Además, su canto es multisilábico, por lo que es otra forma de diferenciarla de la paloma turca.

Tiene una pequeña pariente silvestre que vive en libertad, de la cual no se diferencia mucho, solo que esta no ha sido criada en cautividad. Además, es muy utilizada por los expertos para lograr la hibridación con otros ejemplares de la misma familia.

 


TENERLAS COMO MASCOTAS

Recordemos la reciente entrada en vigor de la nueva Ley de Bienestar Animal, ya mencionada en otros artículos de nuestro blog, y hemos de tener presente que el Comité Científico y Técnico para la Protección y Derechos de los Animales está elaborando la lista definitiva sobre cuáles serán los animales de compañía permitidos y que se prevé desarrollar en un plazo máximo de entre tres y cuatro años, en consecuencia a día de hoy es posible tener a estas tórtolas domésticas como mascota.

Son aves tranquilas y sociales. A menudo forman fuertes vínculos con sus compañeros de jaula o con sus dueños si se les da la oportunidad de socializar. Les gusta la compañía y no se recomienda mantenerlas solas durante largos períodos.

Desde tiempos antiguos, esta ave ha sido altamente valorada como compañera. Aquellos que han trabajado con ella en cautiverio afirman que puede alcanzar una longevidad de hasta 12 años, esta dependerá de factores como la especie, la dieta, el entorno y los cuidados proporcionados. Es conocida por su docilidad, lo que la hace susceptible al adiestramiento para aprender trucos o para salir y entrar de su jaula con facilidad, aunque este comportamiento requiere un entrenamiento adecuado.

Al principio, la adaptación a su nuevo hogar puede llevar un tiempo considerable, y es común que muestre nerviosismo ante su entorno. Por esta razón, es esencial colocar la jaula en un lugar con actividad social para que el ave se acostumbre a la familia y su entorno. Con el tiempo, ganará confianza con su dueño. Para evitar que se sienta intimidada o asustada por la presencia de personas, se recomienda ubicar la jaula a la altura de los ojos y adosar dos de sus paredes a las de la casa.

ALIMENTACIÓN

Su alimentación se compone principalmente de semillas e insectos, como granos de maíz, trigo o lino. Los insectos deben ser pequeños invertebrados que hay que dejarlos en la jaula para que este los cace.

EL HÁBITAT

Necesitan un espacio adecuado para volar y explora siendo lo suficientemente grandes para que puedan extender sus alas y moverse con comodidad. 
En la jaula no deben abundar demasiados objetos, ya que esto limitará el espacio en el que el ave podrá volar. Bastará con algunos juguetes y tres o cuatro perchas sobre las que pueda posarse para afilarse las garras además de mantenerse entretenida y estimulada.

Es importante que la distancia que haya entre los barrotes no sea demasiado grande, o podría intentar escapar por ellos y se le quedaría atascada la cabeza, como le suceden a muchos periquitos y canarios. Además, estos tienen que ser de acero inoxidable, para que no pueda romperlos con el pico.

REPRODUCCIÓN

Su reproducción no es complicada, otro motivo por el que es tan apreciada como ave de cautividad, pero dado que precisará de una jaula más grande, no todo el mundo puede dedicarse a su reproducción. 

Además, la única forma de diferenciar a un macho de una hembra es a través de una prueba de ADN. Necesitan una caja nido grande, y a los 20 días más o menos habrán nacido los pichones, los cuáles abandonarán el nido cuando tengan alrededor de 3 semanas de vida, momento en el que habrá que pasarlos a un módulo diferente.

 
Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Aceptar Rechazar Configuración